¿Qué impacto puede tener correr con mochila?

mochila

¿Tu recorrido corriendo por la montaña es largo? Nada como una pequeña mochila en la que llevar tu propia agua, geles, un chaleco muy fino, el móvil, etc. El profesor John Brewer, de la Universidad de Bedfordshire ha estudiado el impacto de correr con mochila y estos son sus descubrimientos:

1. Aligera. Llevar una mochila aumenta el coste energético y el consumo de oxígeno (VO2 máximo), elevando las pulsaciones de forma proporcional a la carga. Al ser el VO2 un dato relativo al peso (ml por kg de peso corporal por min), el simple hecho de llevar 5 kg encima reduce en un 7% este parámetro.

  • Lleva sólo lo esencial y compra material ligero, pero no te dejes lo imprescindible.

2. Evita roces. Tanto el aumento de peso como la reubicación del centro de gravedad del cuerpo hacen a tus pies más proclives a sufrir rozaduras, y más aún a tus hombros y zonas de influencia directa de la propia mochila.

  • Aplica vaselina generosamente en tus dedos de los pies, talones, Aquiles, planta de los pies, axilas y zona de los hombros de contacto de los tirantes.

3. Todo en su sitio. La ubicación de la carga varía el impacto que esta tiene sobre el centro de gravedad. Es más eficiente una mochila en la que parte de la carga vaya al frente.

  • Considera usar una riñonera frontal o una mochila con bolsillos por delante para repartir la carga entre la zona posterior y la anterior. Llo más pesado ha de ir siempre lo más pegado posible a tu cuerpo.

4. “Caña” a tu core. Tus abdominales y lumbares trabajan más cuando llevas mochila corriendo. Se tiende a desplazar el tronco adelante en un esfuerzo para centrar la carga. Estos cambios sobrecargan tu core.

  • Trabaja tus abdominales y zona media al menos un par de veces por semana, preferentemente con ejercicios funcionales.

5. Cuidado con los “calentones”. La espalda es una zona perfecta para deshacerse del calor corporal sobrante y al taparla con una mochila alteras este proceso. Esto puede suponer un problema en climas especialmente húmedos y calurosos, con una pérdida de rendimiento importante.

  • Elige una mochila con canales de ventilación dorsales y puntos de contacto separados. Quítatela unos instantes en los puntos de control o en las paradas si estás haciendo una prueba de trail de larga duración.
Anuncios