Generalidades para una buena alimentación.

El estrés, la mala calidad de los alimentos, el consumo excesivo de grasas, los problemas diarios y un mundo que cada vez se mueve más rápido hacen que el cuidado del cuerpo pase a segundo plano y aumenten considerablemente los problemas digestivos. A continuación se señalan algunas consideraciones generales a tener en cuenta durante una buena alimentación:

1. CONTROLE EL AZÚCAR EN SU ALIMENTACIÓN

El ejercicio y la buena alimentación han sido siempre la mejor forma de controlar los niveles de azúcar en la sangre. Sin embargo, es necesario acompañarlos con exámenes médicos periódicos para prevenir la ocurrencia de enfermedades, especialmente cuando existen antecedentes familiares de diabetes.

Es vital, por ejemplo, consumir una alimentación balanceada bajo la guía de un especialista. También hay que establecer horarios específicos para la alimentación y sobre todo, consumir las raciones adecuadas: muchas personas solo se fijan en la calidad del alimento, pero recargan su organismo innecesariamente con volúmenes de comida que no aprovechan y cuya digestión les consume demasiada energía. De todos modos, y siempre que su médico de confianza no lo prohíba, incluya en su dieta frutas, verduras, legumbres, cereales integrales, que mantendrán su organismo controlado.

Un de las recomendaciones de los especialistas es la de reducir los alimentos que contienen muchas calorías, grasas o azúcares, esto le ayudará, junto con la actividad física, a mantener controlado su peso, ya que el sobrepeso o la obesidad aumentan el riesgo de desarrollar diabetes.

El monitoreo constante y el registro de los niveles de glucosa son de vital importancia para quienes ya tienen diagnóstico de diabetes. Actualmente existen en el mercado una gran variedad de equipos especializados para medir los niveles de azúcar en la sangre y así prevenir las complicaciones de la enfermedad.

El instrumento más utilizado para este examen es el glucómetro, un equipo que le permite conocer los niveles de glucosa y tomar los correctivos necesarios. Recuerde que para lograr resultados más efectivos en la medición, se debe realizar unos minutos antes de las comidas principales o dos horas después; esto obviamente no quiere decir dejar de lado los exámenes de laboratorio rigurosos que deben practicarse cada 3 meses por recomendación del especialista.

2. CÓMO LOGRAR UNA BUENA DIGESTIÓN

El consumo de alimentos ricos en fibra, una alimentación adecuada, la ingesta de agua, una rutina de ejercicio, descansar y buscar espacios de esparcimiento harán una gran diferencia para contrarrestar los riesgos de enfermedades. A continuación algunas recomendaciones para mejorar su digestión:

– Incluya en su alimentación el salvado de trigo, las verduras, la papaya, la pitahaya, el mango, la granadilla y las ciruelas, que contienen fibras insolubles que contribuyen a una buena digestión, evitando el estreñimiento y la irritación del colón. Consuma avena, manzana, pera, guayaba, durazno, zanahoria y ahuyama, que son fuentes de fibra soluble que ayudan a su organismo cuando se presentan obstrucciones intestinales, diarrea o colitis ulcerativa.

– El consumo de agua es esencial en el proceso de digestión. Reducir el consumo de alimentos procesados, grasas y carbohidratos puede facilitar el proceso normal de digestión de los alimentos. Complemento los cuidados con una buena rutina de ejercicio, busque ordenar su jornada para realizar las actividades, tómese el tiempo necesario para cada comida y busque métodos que reduzcan su estrés, ya que el sistema digestivo está relacionado directamente con el sistema nervioso (haga la prueba: cuando está angustiado(a), ¿no siente de inmediato molestia en la llamada “boca del estómago”?).

3. NO HAY QUE EXAGERAR CON LOS ALIMENTOS ÁCIDOS

El ácido cítrico ayuda a impedir el resfriado, previene la formación de cálculos renales, es antioxidante y puede aportar a la absorción de minerales. Sin embargo, el exceso de este ácido puede acarrear riesgos para la salud. Por ejemplo, en casos de hipersensibilidad dental, es posible que los síntomas se agudicen en presencia de ácido cítrico, ya que este genera pérdida del esmalte. Igualmente, entre las recomendaciones para tener un sueño descansado, está la de no consumir alimentos ácidos en la noche. Además, si usted ha demostrado que tiene sensibilidad a este ácido, su exceso puede generar úlceras o problemas serios en el estómago.

Respecto a las fuentes, el ácido cítrico se encuentra en mayor medida en frutas como el pomelo, la naranja, el limón, la lima y la mandarina, pero también el tomate, las frambuesas y las moras lo contienen. Este ácido se usa además para conservación de muchos alimentos; por ello en las etiquetas de los productos alimenticios se le puede ver con frecuencia en la lista de ingredientes de muchas bebidas y dulces, especialmente de aquellos con sabores ácidos.

Una recomendación final: para el tratamiento de enfermedades como la cistitis (inflamación de la vejiga) se recomienda disminuir el consumo de cítricos, ya que pueden irritar la vejiga.

4. CONSUMA COMPLEMENTOS QUE MEJORAN SU ALIMENTACIÓN

Existen algunos productos alimenticios que nos incluyen comúnmente en la dieta diaria, pero que proporcionan el “toque” de nutrientes necesarios para mantener una salud adecuada, sin producir efectos secundarios.

La Cúrcuma, por ejemplo, es un condimento con propiedades antioxidantes y anti-inflamatorias; ayuda a disminuir el colesterol y los triglicéridos en el organismo, colabora en la eliminación de las grasas en el hígado, y puede ser consumida a diario en sopas y como condimento del pollo o el pescado.

Otro de los complementos importantes en nuestra alimentación es el ácido graso Omega 3, que se encuentra en productos como el salmón, los mariscos, la yema de huevo, la lechuga, las almendras, las fresas o el pepino; su función es ayudar a prevenir los problemas cardiovasculares.

Quienes son vegetarianos tienen que consumir zinc diariamente como complemento, sobre todo si su alimentación es estricta. El cacao, las semillas (maní, ajonjolí) y el germen de trigo les permitirán el correcto funcionamiento de varias reacciones enzimáticas y del sistema inmunitario y por tanto ayudará a prevenir infecciones.

Existen muchos complementos que proporcionan componentes esenciales para el buen funcionamiento del organismo; solo hay que estar atento y leer para saber dónde están contenidos: esa es una vía sencilla y poco costosa de estar listo para afrontar saludablemente la vida.

Anuncios